¿Qué son las terapias CAR-T contra el cáncer?

Martes 31 de enero de 2023, a las 19 h.

APÚNTATE AL DEBATE

¿Qué son las terapias CAR-T contra el cáncer?

Martes 31 de enero de 2023, a las 19 h.
Debate en línea.

  • En 2012, Emily Whitehead, de 6 años de edad, padecía leucemia linfoblástica aguda tipo B infantil ya en fase avanzada y se encontraba en la Unidad de Cuidados Intensivos del Children’s Hospital de Pensilvania sin ninguna posibilidad de supervivencia pese al tratamiento convencional de quimioterapia. Fue entonces cuando el doctor Carl June decidió aplicarle una terapia experimental que estaba investigando: una inmunoterapia CAR-T anti-CD19. La leucemia de Emily lleva 10 años en remisión y es el principal ejemplo clínico de cómo es posible convertir el sistema inmunitario en un arma poderosa contra el cáncer.

    El CAR-T (chimeric antigen receptor T-cell o receptor de antígeno quimérico en linfocitos T) es un tipo de terapia en la que el paciente se convierte en su propio donante. Consiste en modificar los linfocitos T del paciente para que tengan la capacidad de atacar las células tumorales. Mediante aféresis, una técnica que permite la separación de los componentes de la sangre, se obtienen los linfocitos T, un tipo de glóbulos blancos encargados de la respuesta inmunitaria, especialmente antiviral y antitumoral. Estos se reprograman genéticamente para que, cuando sean reinfundidos al paciente, puedan reconocer, atacar y destruir las células cancerosas.

    El CAR-T aúna tres tipos de terapia: la terapia celular, la inmunoterapia y la terapia génica. Se considera una terapia celular porque se trata de un medicamento «vivo» que se infunde al paciente. Es también una inmunoterapia porque las células del sistema inmunitario del paciente son las que van a luchar contra las células cancerígenas. Y, en tercer lugar, se trata de una terapia génica (una de las primeras aprobadas por la FDA) porque se modifican genéticamente los linfocitos para combatir la enfermedad.

    Los resultados obtenidos gracias al empleo de la terapia con linfocitos CAR-T están siendo muy prometedores y están confirmados en tumores de la sangre (con ella ya han sido tratados más de una decena de millar de pacientes) como leucemias o linfomas, donde ha mostrado eficacia principalmente en personas que ya habían agotado otras opciones terapéuticas. Esta novedosa terapia no está, sin embargo, exenta de algunas complicaciones, como pueden ser ciertas toxicidades o la disminución de la eficacia de las células introducidas en el paciente. Los nuevos productos CAR-T se están diseñando para reducir todas estas limitaciones. Se está trabajando en la optimización de los tratamientos para disminuir la incidencia y severidad de las toxicidades. El éxito de estos primeros años hace que ya se busque ampliar su uso. En un futuro se espera poder usar esta terapia como potencial tratamiento también contra otros tipos de tumores no hematológicos. De hecho, se está empezando a probar en tumores sólidos como el glioblastoma, el sarcoma o los cánceres de mama, de ovario, de testículo y gástrico, e incluso en otras enfermedades, como las patologías autoinmunitarias, y en el rechazo del trasplante.

    Entre los retos se encuentra asimismo la reducción del precio del tratamiento. Como en otras terapias o fármacos novedosos, uno de los mayores hándicaps es su alto precio. La mayoría de los tratamientos CAR-T se suministran a través de una farmacéutica y, por lo tanto, son fruto de ensayos clínicos privados, lo que lleva, junto a otros aspectos (altos costes por la adquisición del conocimiento a entidades académicas), a establecer un coste muy alto. En los últimos años, algunos grupos de hematólogos e inmunólogos se han puesto en marcha para crear unos CAR-T llamados académicos. Son CAR-T impulsados por los propios hospitales y, en consecuencia, con un coste más asequible. En la actualidad, conviven en nuestro país los ensayos clínicos de CAR-T comerciales y académicos.

    Los doctores Javier Briones y Manel Juan son pioneros en el desarrollo de inmunoterapias CAR-T. El grupo del doctor Briones ha liderado la creación del primer CAR-T en Europa para pacientes con linfoma de Hodgkin clásico y linfoma no Hodgkin de células T. El linfoma de Hodgkin afecta, según la Sociedad Española de Oncología Médica, a 3 de cada 100.000 personas. Este grupo ha desarrollado además nuevos CAR-T 19 para pacientes con distintos tipos de linfoma no Hodgkin de células B. Por su parte, el grupo del doctor Manel Juan ha desarrollado el primer CAR-T en Europa para el tratamiento de la leucemia linfoblástica aguda especialmente de la persona adulto y otros síndromes linfoproliferativos de estirpe B, y más recientemente otra terapia para tratar el mieloma múltiple. El mieloma supone el 10 % de los cánceres de médula ósea y es el segundo cáncer más común de la sangre. Ambas iniciativas cuentan con apoyo de la Fundación ”la Caixa”.

    Ponentes:

    • Doctor Javier Briones, jefe de la Unidad de Hematología Clínica y director del Grupo de Investigación de Inmunoterapia Celular y Terapia Génica del Instituto de Investigación del Hospital de Sant Pau (IIB-Sant Pau).

    • Doctor Manel Juan, jefe del Servicio de Inmunología en el Centro de Diagnóstico Biomédico (CDB) del Hospital Clínic (HCB)-IDIBAPS y responsable de la plataforma de terapias avanzadas entre el Hospital Sant Joan de Déu y el Hospital Clínic.

     

    Moderadora:

    • Beatriz Pérez, periodista especialista en sanidad y salud de El Periódico de Catalunya.